Como apagar cal para pintar y desinfectar

Hoy toca un tema interesante: el apagado de la cal. Esta puede servir para pintar exteriores de edificaciones, o interiores de cuadras y grallineros. Nosotros la vemos a usar para eso y esperamos que nuestra experiencia os sirva a los que nunca lo habéis hecho. Para completar la información hemos puesto unas cuantas fotos, dicen que "una imágen vale más que mil palabras, así que os dejo con la explicación:

Echando agua poco a poco con una regadera sobre las piedras de Cal
Echando agua poco a poco con una regadera sobre las piedras de Cal


La cal es un producto muy versátil, sirve para pintar, desinfectar, hacer mortero... También dependiendo del tipo de cal se puede dar a las aves para ayudar a fortalecer los huesos, se puede echar en la tierra para cambiar el ph, se puede usar para hacer fuego griego... Si queréis aprender más cosas sobre la cal, lo cual recomiendo, ya que es muy interesante, podéis leeros en artículo de la Wikipedia sobre el Óxido de Calcio, comunmente llamado Cal.

Cal hirviendo reaccionando con el agua


El tipo de Cal que nos concierne es lo que llamamos comúnmente Cal viva. La cal viva se presenta en piedras, de mayor o menor grosor, las que nosotros utilizamos son unas pequeñajas que parecen gravilla. Para poder pintar con ella, primero debemos apagar la cal, esto se consigue añadiendo agua. Hay que tener cuidado, pues al añadir agua se produce un proceso químico que puede producir quemaduras. Para hacerlo todo correcto y evitar riesgos innecesarios usaremos la siguiente protección: guantes de goma (sirven los típicos que usamos para fregar), katiuskas, unas gafas para proteger los ojos de posibles salpicaduras y aunque puede que no haga falta decirlo, lo voy a decir por si acaso, lo mejor es ir con manga larga y ¡Nada de bermudas! 

Etiqueta del saco que contiene las piedras de cal viva


No es que el proceso sea realmente impactante, la verdad es que a mi me decepcionó un poco, ya que leyendo por Internet me había encontrado con comentarios que decían que la cal podía llegar a explotar... muchas pelis de los ochenta lo hacían explotar todo, pero no fue el caso de la cal. Supongo que mezclado con otros ingredientes si que la podemos "liar parda" y crear una bomba de fuego griego, pero si solo añadimos agua con cuidado, no pasará nada.

Zonas problématicas debido a la humedad
Zonas problématicas debido a la humedad. Siguen húmedas la día siguiente

Para apagar la cal no sirve cualquier recipiente, en la tienda de materiales de construcción nos dijeron que antes los paisanos usaban calderos de Zinc, pero que hoy ya no los fabrican, por lo que podíamos usar un caldero de goma, pero GOMA, el plástico no sirve, ya que al apagarse la cal produce calor intenso y podría derretir el recipiente. Y algún lector se puede estar preguntando... "¿Cómo distingo yo la goma del plástico? Si es todo igual"; la goma se dobla, los guantes son de goma, el barreño que nosotros hemos usado también, el plástico es rígido como las botellas de refresco, los cubos de basura... No obstante si hay alguna duda, lo mejor es ir al sitio donde compramos la cal, que seguro que nos dan un recipiente idóneo. No hay que tener miedo de preguntar, además siempre hay gente muy maja que resuelve las dudas por muy tontas que estas parezcan. Como se suele decir aquí "Nadie nació aprendiu".

Una vez la cal deja de hervir, hora u hora y media, ya podemos empezar a encalar; se puede dejar más tiempo si se quiere, por ejemplo prepararla de tarde y usarla al día siguiente. Cuando la cal está apagada, ya no quema, aunque por limpieza es mejor pintar con guantes y gafas pues las salpicaduras en los ojos son realmente incómodas sean de la naturaleza que sean. 

Podemos dejar la cal con la textura que queramos y más o menos líquida, si es para pintar conviene que quede pastosa, pero no tanto como si queremos pintar haciendo una especie de gotelé. Nosotros hemos usado las dos técnicas para probar y según mi Sr. Ayudante que fue pintor durante muchos años, antes que granjero, si hay problemas de humedad o se desprende la pintura es mejor la técnica tipo gotelé. Para conseguirla en vez de esparcir la pintura con el brochón, iremos haciendo presión suavemente dejando grumos sobre el muro. Nosotros hemos usado una especie de escobillas que nos dieron en la ferretería. Cuanto más grande la brocha mejor, si no, no terminaremos nunca.


Así que ya sabéis, pintar con cal es una cosa sencilla disponible para todos siempre y cuando tomemos las precauciones necesarias. Espero os sirva de ayuda a los más novatos y que encaléis bien vuestros gallineros o muros exteriores!

¡Si quieres aprender a hacer más cosas por ti misma en casa puedes visitar mi Índice DIY!

Comentarios

Lo más leído: