Como hacer unas velas con sebo de vaca

En la actualidad no es necesario hacer velas para iluminar el hogar, lo hacemos para entretenernos, aprender cosas nuevas, aprovechar restos... Yo suelo utilizar el sebo para hacer jabones, ya que quedan muy cremosos y ayudan a la hidratación de la piel si los combinamos de manera óptima con otros ingredientes, pero en el caso de hoy voy a usar el sebo para hacer unas velas. La idea se me ocurrió porque hace años mi amiga Carmen me pidió ayuda para realizar un taller de Arqueología (ella es la arqueóloga, yo la que se apunta a todo) y queríamos preparar algunas de las cosas que usaban los prehistóricos en las cavernas, con una técnica bastante cutre de extracción del sebo y la información que pudimos obtener de los escritos de arqueología práctica experimental nos pusimos a la obra. Y la verdad es que logramos hacer unas lámparas y una pintura corporal bastante decente a base de grasa y pigmentos.


Como hacer velas con sebo de vaca y mechas de algodón
Probando la vela de sebo

Con el paso de los años, la experimentación, el picotear ideas de aquí y allá... Y el querer aprovecharlo todo he logrado hacer unas velas de sebo para casa que con un poco más de práctica y experiencia seguro que podremos mejorar, pero cuyo resultado es totalmente satisfactorio a día de hoy.

Lo que vamos a necesitar:

  • Sebo de vaca, cerdo u otro animal
  • Un cuchillo, y si tenemos una picadora
  • Unos tarros o envases de cristal que resistan el calor
  • Hilo de algodón 100%
  • Tijeras
  • Un palito de madera o algo que cumpla su función
  • Un par de recipientes para calentar el sebo y hacer el baño maría
  • Una jarra o recipiente para dejar enfriar el material

Lo primero que tenemos que hacer es extraer el sebo de la forma que habíamos aprendido para hacer los jabones, podéis ver las instrucciones enteras en el siguiente enlace: Como extraer sebo de vaca para hacer jabones. En nuestro caso no será necesario utilizar ni la sal ni la segunda cocción con lejía suave, ya que si calentamos el caldo con hierbas aromáticas podemos suavizar los olores de la grasa. Esto es lo que debemos hacer para extraer el sebo de vaca de manera limpia y cómoda:

  1. Quitar las partes el las que aún hay carne pegada, cuanto más fresco sea el sebo mejor, menos olor a rancio que tendremos que soportar.
  2. Partir el sebo en pedazos para meter dentro del accesorio picador.
  3. Pesar el sebo una vez esté triturado.
  4. Poner el mismo peso de agua en una olla y añadir el sebo triturado. Calentar a fuego lento.
  5. Poco a poco podemos ir viendo como se van separando las distintas materias. 
  6. Eliminaremos la espuma gris que se irá formando en la superficie.
  7. Cuando esté todo separado y líquido colaremos y reservaremos.
  8. Cuando se enfríe, ahora en verano puede que tengamos que meter la jarra en la nevera para terminar el proceso, la grasa se separará completamente del agua quedando en dos capas.
Sebo y agua de cocción: se pueden apreciar perfectamente las dos capas bien diferenciadas, arriba la grasa y abajo el agua con impurezas
Arriba en amarillo la grasa y abajo el agua turbia con impurezas

Ahora debemos de tener paciencia y esperar a que se enfríe completamente para poder separar la grasa y limpiar bien los restos no deseados que hayan podido quedar pegados en la parte inferior.

Una vez esté la grasa dura, la sacaremos de la jarra, lo mejor es romperla, si la calentamos tendremos que volver a esperar y no terminaremos nunca. Es mejor usar un recipiente más ancho que alto, la experiencia me lo ha dicho varias veces, peor no suelo tener uno tan grande y por eso sigo con las jarras :)

Si hay algún resto pegado en la grasa lo rascaremos con un cuchillo y pasaremos un papel de cocina para limpiar.

Ahora volveremos a calentar el sebo al baño maría, esta vez lo calentaremos solo, sin agua, así podremos echarlo en los recipientes destinados a las velas y de paso haremos las mechas.

Sebo de vaca puesto al baño maría para derretir
Así queda el sebo limpio una vez se enfría

Pondremos un fuego suave y esperaremos a que comience a derretirse, mientras tanto podemos ir preparando las mechas para las velas. Necesitaremos un hilo de algodón 100% un poco grueso, unas tijeras y algo para atarlos y dejarlos que se impregnen de la grasa, yo he usado un palito de madera.

Preparando el sebo animal para hacer las mechas para las velas
Aquí podemos ver como el sebo se va derritiendo poco a poco

No es necesario revolver el sebo, ya que como tenemos la temperatura controlada no corremos el peligro que que se nos queme.

Cortaremos las mechas sin escatimar, es mejor que nos sobre, ya que siempre las podremos cortar al finalizar el proceso. Esto sobre todo tenerlo en cuenta la primera vez, cuando ya tenemos práctica en una cosa si que podemos ir ajustando los ingredientes y medidas para evitar desperdicios innecesarios.

Ataremos las mechas al palito y las sumergiremos en el sebo derretido durante unos cuantos minutos:

Las mechas deben estar sumergidas durante unos minutos en el sebo
Las mechas deben estar bien sumergidas para que se impregnen por completo y nos sirvan para mantener la llama


Pasados unos minutos,de 5 a 10, sacaremos las mechas y podremos a secar en vertical, para que queden lo más rectas posible, ya que luego al quedar duras cuando se enfrían, serán mucho mejores de trabajar y lograrán su función al 100%.

Separamos una a una las mechas y las dejamos secar en vertical
Dejaremos enfriar las mechas separadas entre sí lo más recto posible


Mientras tanto prepararemos los recipientes para poner las velas, estas velas deben ir en vaso, ya que el sebo se derrite con facilidad y son mucho más blandas que las de cera de abeja o parafina y si no usamos un contenedor se nos desparramará por todas partes. Yo he usado las tarrinas de cristal de los yogures, también podéis usar tarros de conservas, ya que la temperatura no subirá en exceso y no hay peligro de que se rompan. 

En mi caso use un colorante, pero no lo recomiendo, si es la primera vez que hacemos velas o no tenemos experiencia, ya que el resultado no es el que esperaba, además usé óxidos minerales que tenía por casa (de uso cosmético) y no dan resultado, posiblemente para otro tipo de pinturas faciales como el taller de arqueología hubieran dado resultados perfectos, pero no para las velas. Ya iremos experimentando poco a poco con las velas, seguro que encontramos los colorantes adecuados para ellas.

Envase con mecha preparado para ser llenado con el sebo líquido
Ponemos la mecha bien centrada y la sujetamos para que no se mueva


Si queremos añadir algún aceite esencial ahora es el momento, lo mejor es tener un termómetro para evitar añadir el esencial con una temperatura muy alta, ya que con el calor perderemos las propiedades y el aroma. 

El termómetro nos dará la temperatura exacta del sebo
Esperaremos a que baje un poco más para añadir el aceite esencial de lavanda


Las cantidades de aceite esencial a poner no las tengo del todo trabajadas, ya que con un 1% del peso del sebo conseguiremos un aroma en la vela, pero no muy intenso y que no durará en el tiempo. Tampoco debemos abusar pues puede dar lugar a un olor muy repunante. Por otro lado, quizás para este tipo de casos sea más interesante usar fragancias específicas para velas, pero eso para el próximo experimento.

 Velas aún líquidas enfriando y solidificando a temperatura ambiente
Ahora solo nos queda esperar a que se enfríen y endurezcan

Dejaremos endurecer por completo el sebo, quizás lo mejor es dejarlo hasta el día siguiente. Cortaremos el sobrante de mecha y ya podemos usar nuestras velas para adornar o ambientar nuestra casa. Nosotros las tuvimos una buena temporada en el baño, aunque una de ellas la usé el primer día para comprobar su correcto funcionamiento.

Vela apagada después de probar su correcto funcionamiento
El sebo se vuelve líquido muy rápido con el calor de la llama


A continuación una serie de conclusiones sacadas de esta y anteriores experiencias más "primitivas" (esto sí que es un chiste):

Lo que no se debe hacer cuando elaboramos velas con sebo de vaca:

  • No debemos usar micas como colorantes.
  • No debemos añadir ningún tipo de aceite (oliva, girasol, coco, etc) al sebo, ya que generará humos muy negros, mal olor y puede llegar a resultar tóxico si usamos las velas en espacios cerrados. Lo único que podemos añadir es aceite esencial para dar aroma y en cantidades muy pequeñas.
  • No debemos sacar el sebo directamente sobre una fuente de calor, es mejor el método que os propongo arriba, es más limpio y conseguimos aprovechar al máximo la grasa. Además si lo hacemos directamente sobre una sartén a fuego corremos el peligro de que se nos queme y tendrá un olor bastante desagradable.

Elaboración de velas con sebo de vaca. Conclusiones:

  • Las velas no producen una luz muy intensa, son menos potentes que las de cera de abeja o parafina, aún así cumplen su función perfectamente y crean un ambiente intimo de lo más acogedor.
  • Si elaboramos las velas solo con sebo no producirán malos olores, por eso no debemos mezclarlo con aceites vegetales.
  • Las velas parece que duran bastante en el tiempo, la verdad es que no las he podido comparar con otras, pero ya llevan una temporada en casa y aún no se han terminado
  • Las mechas deben ser de algodón y debemos impregnarlas en el sebo para así asegurarnos su correcto funcionamiento.




Si te ha gustado esta entrada puedes visitar el apartado DIY de mi blog, en el aprenderemos a realizar un montón de cosas de forma casera.

Quizás también te interese...

10 comentarios:

  1. Creo que es muy interesante, tendré que probarlo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás como te quedan. Ahora estoy pensando en mezclar el sebo con cera de abeja para conseguir mayor luminosidad y dureza... Pero poco a poco que aún me queda bastante sin gastar :)

      Gracias por tu comentario, un saludo :)

      Eliminar
  2. Me parece una idea estupenda la de realizar nuestras propias velas y me gusta que tengan una luz tenue son más acogedoras. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás si al final te animas, a la larga encontraré la manera de fijar el color y el olor :)

      Gracias por comentar, un saludo :)

      Eliminar
  3. Cada día cocino a mis perros carne de cerdo y res y me sobra la grasa, ahora ya se que haré con ella. Mil gracias. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho que te haya servido.

      También lo puedes aprovechar para hacer jabón para la ropa o incluso de uso cosmético :)
      Subiré las recetas durante este año, por si quieres estar atenta.

      ¡Gracias por comentar!
      Besos

      Eliminar
  4. Hola, si usamos mechas de lana, habrá algún problema? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, la verdad es que no lo he probado nunca, pero no veo porqué no iba a funcionar. Los hombres de las cavernas usaban pajitas secas para sus lámparas de grasa, así que seguro que funciona. De todas maneras te aconsejo probar solo con una y si te sale bien entonces haz más, porque puede que se queme muy rápido la mecha o que desprenda muy mal olor... También es buena idea impregnarlas antes en el sebo para que la lana aguante más tiempo.

      Espero que me cuentes tu experiencia.

      Un saludo y suerte con el experimento :)

      Eliminar
    2. Hola, hemos intentado con lana y fue como lo dices, se quemó muy rápido y con mal olor. Nuestra profesora quiere que las hagamos a lo más natural posible, así que lo intentaremos con un palito, gracias por la sugestión. Saludos :D

      Eliminar
    3. Mejor que un palito paja seca, y si la trenzáis y la embadurnáis en sebo mucho mejor.

      Ya me contareis :)

      Eliminar

Me encanta recibir comentarios, opiniones, sugerencias y críticas constructivas, así que te animo a que dejes el tuyo en el blog:

Recibe un e-mail cuando publique contenido nuevo

* campo obligatorio